AgroExtremadura
vicente ferrer
Agro

El pastoreo, una actividad con escuela

La Escuela de Pastores de Casar de Cáceres tiene previsto comenzar el curso a comienzos de 2016

Leticia Gallego

26 octubre 2015 | Fuente: www.espanaconequis.com

El pasado martes, día 20 de Octubre, se celebró en el centro Creofonte una Jornada Informativa sobre la Escuela de Pastores de la Comarca Tajo-Salor-Almonte. Se trata de una iniciativa emblemática para esta Comarca, basada en el eje de especialización sobre el que pivota toda la Estrategia: la Torta del Casar.
Organizada entre el Tagus, (Asociación para el Desarrollo Integral del Tajo-Salor-Almonte), el Ayuntamiento de Casar de Cáceres y la cooperativa ganadera Cooprado de la localidad, el objetivo de la jornada fue conocer las experiencias de las escuelas existentes y ultimar detalles de la que se pondrá en marcha en la mancomunidad Tajo-Salor.
En estas Jornadas se dieron a conocer las experiencias de las principales Escuelas de Pastores de España: Cataluña, País Vasco, Asturias y Andalucía. En la misma, intervinieron profesores y alumnos que se han formado en ellas, creando así un espacio de debate y reflexión en torno a las posibilidades de este sector en el futuro.
La formación tendrá una duración total de 500 horas, siendo mayoritariamente prácticas en ganaderías de ovino y caprino de la comarca, conviviendo los alumnos todo el día con el ganadero, ya que podrán vivir allí durante ese tiempo. La formación, que está destinada a cubrir las necesidades a nivel regional, servirá para facilitar el relevo generacional, dar a conocer las nuevas tecnologías a los futuros empresarios, así como disponer de leche suficiente durante todo el año para producir la Torta del Casar.
Debido a la dedicación que requiere esta actividad, es necesario la inclusión de gente formada que le de apoyo al ganadero en su tarea diaria.


La práctica frente a la teoría
Miguel Cabello Cardeñosa es un ganadero de raza autóctona en peligro de extinción y, junto con su familia, hace la trashumancia y la trasterminancia en las épocas clave del año. Con más de treinta años de experiencia, Cabello cuenta que empezó con muy pocas ovejas y, años más tarde, empezó a trabajar con la oveja merina negra que está en peligro de extinción. Poco a poco fue creciendo y, a el día de hoy, puede decir orgulloso que su mujer y sus hijos se dedican a ello.
Para Cabello, la formación tiene que ser más práctica que teórica. Defiende la teoría, pero “los alumnos tienen que creer en el proyecto y tener interés por la ganadería”.
Se espera que en esta escuela se formen los futuros ganaderos de la región, por lo tanto es necesario que aprendan sabiendo siempre lo que están haciendo para que puedan aplicarlo en su futura profesión. Este sector necesita un empujón importante ya que cada vez se dan más casos de gente que abandona la profesión porque no le renta. “Hacen falta proyectos de gente joven que quieran ser empresarios ganaderos”, apunta Cabello.
Los ganaderos ven con incertidumbre su futuro. Cada día se venden mas explotaciones de caprino y los censos están bajando porque las cosas no van del todo bien. “Tengo que seguir luchando por las razas autóctonas pero me tiene que compensar esa lucha”, destaca Cabello. Su familia ha luchado y seguirá luchando por las razas autóctonas, pero admite no ver compensado su esfuerzo.

Pastoreo para prevenir incendios forestales
Debido a la importancia que tiene conservar el monte, es conveniente reducir el exceso de vegetación seca, ya que es el combustible principal en un incendio forestal.
En la actualidad, uno de los métodos de manejo de vegetación en la prevención de los incendios forestales es el que se realiza mediante pastoreo controlado para disminuir las cargas de combustible en el monte. Existen unos convenios mediante los cuales, los pastores reciben una cantidad económica por cumplir su misión de “desbrozadores” de la vegetación en las zonas indicadas por la Consejería de Medio Ambiente. Estas actuaciones han complementado las técnicas tradicionales de control de vegetación desarrolladas mediante el uso de maquinaria pesada o ligera.
Por lo tanto, el pastoreo en áreas de cortafuegos puede convertirse en una herramienta muy útil en la prevención de incendios forestales, ofreciendo externalidades ambientales y sociales positivas.
El principal ganado que se puede utilizar para ello son cabras, caballos, ovejas, vacas y cerdos, entre otros.
Sin embargo, el uso de aéreas de cortafuegos con ganado no es generalizable a todos los montes, ya que solo puede usarse en los lugares que reúnan las condiciones apropiadas para ello. Por ejemplo, no sería conveniente llevarlo a cabo en zonas que sean objeto de regeneración o de flora protegida, evitándolo siempre que no se disponga de infraestructuras que posibiliten la planificación efectiva de los usos pastorales.

Enlaces Relacionados

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.agroextremadura.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.agroextremadura.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.