AgroExtremadura
vicente ferrer
Andalucia

La Unión alerta sobre la desaparición de cultivos como la remolacha o el espárrago en Extremadura por la importación

La organización agraria denuncia que los acuerdos comerciales con "terceros países" están "desmantelando el sector", de manera que hay cultivos en Extremadura que han disminuido su producción debido a las importaciones.

27 enero 2017

EP

La organización agraria La Unión de Extremadura ha alertado sobre la desaparición de cultivos "tradicionales" en la región, como la remolacha, el espárrago, los pepinillos o el tabaco debido a las importaciones de "países terceros" y que se están sustituyendo por producciones "refugio", como el olivar intensivo o el almendro.

Los acuerdos comerciales con "terceros países" están "desmantelando el sector", de manera que hay cultivos en Extremadura que han disminuido su producción debido a las importaciones, según ha declarado este viernes en una rueda de prensa celebrada en Mérida, el secretario técnico de La Unión, Luis Cortés.

En este sentido, ha exigido estudios de mercado para determinar si estos cultivos podrán vender las producciones en "un futuro inmediato". Cortés ha afirmado que en la organización agraria están "preocupados" por que esto es "verdaderamente grave".

De este modo, ha recordado que en Extremadura "había una producción importante de pepinillo", en concreto en el norte de Cáceres, y que este alimento ya no se siembra en la región "porque sale más barato producir en Marruecos".

También ha desaparecido la remolacha, según Cortés, que ha añadido que esta plantación se produce "principalmente en Castilla y León y en Francia", así como las "importantes producciones" de espárragos con las que contaba la región, y que "daban muchísima mano de obra y valor añadido" en la zona de Talayuela (Cáceres).

"Todos estos cultivos han ido desapareciendo" debido a diversos "acuerdos comerciales con otros países", que han provocado que cultivar en Extremadura "deje de ser rentable", ha manifestado el secretario técnico de La Unión.

Seguidamente, ha indicado que el espárrago "no se siembra en Extremadura" para que los agricultores de Perú "dejasen de producir la planta de la coca", de manera que se llegó a un acuerdo por el que "era más barato importar" este alimento. No obstante, "se sigue produciendo cocaína en Perú".

El caso del arroz es "exactamente igual", y para que "el sureste asiático tenga mejores rentas" las importaciones de este cereal entran en España "sin aranceles", por lo que es "más barato" el arroz importado "que el que se produce en España".

Por este motivo, la superficie de arroz en Extremadura ha disminuido en 518 hectáreas en el año 2016, mientras que el sector del tabaco se ha reducido 300 hectáreas y en el maíz la producción ha disminuido en mil hectáreas.

Así, el secretario técnico de la organización agraria ha incidido en que las producciones "tradicionales se están reduciendo porque hay que hacer acuerdos comerciales con países terceros".

"Estabilidad económica a países terceros"

De este modo, Cortés ha afirmado que si Túnez tiene un "problema con el terrorismo islámico", se realizan "importaciones masivas" desde este país "para darle estabilidad económica", como sucede con el aceite.

Proporcionar "estabilidad económica a países terceros" con producciones agrarias de Extremadura y el "resto" de la Unión Europa está provocando que estos cultivos "aquí no sean rentables".

Al mismo tiempo, "como la tierra es la misma", "todo" lo que no se siembra de pepinillo, de remolacha, tabaco o espárrago, está dando "auge" a cultivos como el olivar intensivo o el almendro, algo que "preocupa muchísimo", según ha dicho.

Cortés ha criticado que se "estén poniendo miles de hectáreas" de estos cultivos "sin haber hecho un estudio de mercado", ya que "puede ser que dentro de algunos años ocurra lo mismo que ahora" con el maíz, y que haya que poner precios "a la baja del olivar y almendro".

Acciones como esta contribuyen a "desmantelar completamente" el sector productor español y el extremeño en este caso, según ha argumentado Cortés, que además ha señalado que La Unión ha dado "un aviso de alarma a las administraciones".

De otra parte, ha recordado el acuerdo comercial que permitirá la importación de un millón de toneladas de maíz procedente de Ucrania, que significará "100.000 hectáreas menos" en España, y "alrededor de 8.000" en Extremadura.

Además, "habrá que ver si ese acuerdo a Ucrania le sirve de algo", ha afirmado Cortés, y será necesario revisar las "repercusiones" que tendrá para "los cerealistas extremeños", ya que estas "políticas suicidas están desmantelando el sector".

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.agroextremadura.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.agroextremadura.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.