AgroExtremadura
vicente ferrer
Anunciate en Región Digital

La Asociación Cacereña de Apicultores apoya a Asaja ante las elecciones agrarias

El colectivo que se une a la organización agraria es el “mayoritario” del sector en la región, con 293 socios que cuentan con 216.000 colmenas.

05 marzo 2017

Asaja Extremadura y la Asociación Cacereña de Apicultores han firmado un acuerdo por el que ambas formaciones se unen y colaboran ante las elecciones agrarias que se celebrarán el próximo domingo 12 de marzo.

La alianza no se limitará sólo para estos comicios sino que se prolongará para los próximos años, integrándose así en Asaja Extremadura los 293 socios que forman parte de esta asociación de apicultores, que es la “mayoritaria” en la región, según ha informado la organización agraria en una nota de prensa.

Este “acuerdo estratégico de colaboración” se ha sellado este pasado sábado en Pinofranqueado, en Las Hurdes, después de que una asamblea de socios de la Asociación Cacereña de Apicultores sometiera a votación la posibilidad de integrarse en Asaja Extremadura o en la organización agraria UPA, con la que también habían mantenido reuniones en diversas mesas de negociación para llegar a un posible acuerdo.

“Por mayoría aplastante de 146 votos a favor de Asaja, cero en contra y cero abstenciones, y ningún voto para UPA, nuestros socios decidieron que la mejor propuesta era la de Asaja”, señala el presidente de esta asociación de apicultores, Paulino Marcos.

La Asociación Cacereña de Apicultores, “después de permanecer más de 15 años integrada en la organización COAG”, llevaba ya varios años sin estar integrada en ninguna organización agraria. “Éramos independientes, pero estamos en el limbo, en el vacío, teníamos un hueco, y sin tener representatividad en las diferentes mesas agrarias de la región, y eso es muy importante”, advierte Paulino Marcos.

En este sentido, considera muy positivo la integración en Asaja Extremadura porque a partir de ahora “una organización tan importante como Asaja nos dará esa cobertura y representación de la que carecíamos para defender en todos sitios, y sobre todo ante la administración, los intereses y problemas de los apicultores”.

Esta asociación de apicultores cuenta con socios en toda la provincia de Cáceres, desde Las Hurdes, Gata, Plasencia, Cáceres, Valencia de Alcántara, Coria, Zarza de Granadilla, etc. También cuenta con una ADS Sanitaria, especialista e abejas, denominada Urdasa, que también se integra en Asaja.

Con la integración de la Asociación Cacereña de Apicultores y la que se estableció hace algunos años con ARAGA Extremadura, con sede en Fuenlabrada de los Montes, Asaja cuenta con ya con la representatividad de más del 50% de apicultores y colmenas de Extremadura.

Para Ángel García Blanco, presidente de Asaja Extremadura, el acuerdo con la Asociación Cacereña de Apicultores es “estratégicamente muy importante, no sólo porque nos hacemos todavía más fuertes en la provincia de Cáceres y el próximo domingo podremos contar tras este acuerdo con todavía un mayor número de votos, sino porque a partir de ahora los apicultores de la región –que es un sector estratégico muy importante para Extremadura- van a estar bajo el paraguas de Asaja y los vamos a defender en todos los foros donde vamos a estar presentes”.

Asaja Extremadura recuerda en su nota que el 30% de las colmenas existentes en toda España se encuentran en Extremadura y unas 1.500 familias viven de este sector.

Problemas de los apicultores

Paulino Marcos destaca que entre los principales problemas de los apicultores extremeños se encuentra la grave competencia desleal que están realizando diferentes ayuntamientos de toda España, sobre todo de Galicia, Castilla y León y Cantabria, que imponen un canon económico muy alto a los apicultores de fuera de estas regiones para instalar colmenas en esos territorios (hasta 5 euros por cada colmena) mientras que los apicultores del lugar apenas les cobran nada.

“En cambio, en Extremadura, este tipo de ordenanzas municipales no se aplican y todos los apicultores, extremeños o no, son tratados de la misma manera. Ya existen demandas interpuestas a la espera de resolución judicial para intentar que cambie esta competencia desleal, que impide que apicultores extremeños tengan muchas dificultades para invertir fuera de la región y no en el caso contrario”, indica.

El segundo problema importante se da con la varroa, una enfermedad que ataca a las abejas, tanto a las adultas como a las crías. Se trata de un ácaro, cuyo aspecto recuerda al de una garrapata, que se adhiere al cuerpo de las abejas causándoles heridas, chupándoles la hemolinfa,  debilitando a las colmenas y volviéndolas susceptibles al ataque de cualquier virus. En definitiva provocando la muerte de las colmenas en pocos años si no se tratan de forma correcta. “Necesitamos que se investigue con otra molécula- al margen de la amitrac- para encontrar fórmulas de erradicación de este problema”, advierte Paulino Marcos.

Finalmente, se refiere al “engaño como a chinos, y nunca mejor dicho”, del etiquetado de la miel, que “confunde” al consumidor, porque llega a España para su comercialización miel de China que se “mezcla” a través de la industria con miel española pero “no se especifica dicha mezcla” y se etiqueta y vende como “miel española y de diversos países”, lo que es un “claro engaño”, se queja el presidente de la Asociación Cacereña de Apicultura.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.agroextremadura.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.agroextremadura.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.