AgroExtremadura
vicente ferrer
Anunciate en Región Digital

Ignacio Huertas: “Los precios de nuestros productos tienen que cubrir los costes, no se puede producir a pérdidas"

“Venimos reivindicando una PAC más común, que sirva para solucionar los problemas que actualmente tienen los agricultores y ganaderos, como los bajos precios, ya que está claro que hay que volver a recuperar los mecanismos de regulación de mercados y el principio de reciprocidad cuando se negocien las relaciones comerciales con terceros países.”

07 marzo 2017

UPA-UCE Extremadura se presenta a las elecciones del domingo con el objetivo de mantener o mejorar la “cosecha” de votos lograda en la anterior cita electoral agraria. “Queremos revalidar la mayoría que tenemos en el campo, porque llevamos años defendiendo a los agricultores y ganaderos profesionales, y ellos nos conocen, saben de nuestro trabajo”. Son las palabras del secretario regional de la organización agraria, Ignacio Huertas, en la entrevista concedida a AgroExtremadura en la que, entre otros asuntos, reclama para la futura PAC la recuperación de los mecanismos de regulación de mercados y el principio de reciprocidad en los acuerdos comerciales como medidas para intentar frenar la crisis de precios que vienen soportando los productores agrícolas y ganaderos.

Defender la Titularidad Compartida y la igualdad en el mundo rural, denunciar los “abusos” de la industria, reclamar precios justos, fomentar el relevo generacional, reivindicar nuevos regadíos o exigir una Ley de Etiquetado son sólo algunas de las medidas que plantea UPA-UCE Extremadura para volver a contar con el respaldo mayoritario de los agricultores y ganaderos de la región.

¿Por qué los agricultores y ganaderos deberían votar a su candidatura?

Pedimos el voto a los agricultores y ganaderos extremeños porque estamos al lado de los agricultores y ganaderos, en la defensa de la explotación familiar y profesional. Nosotros producimos alimentos de calidad, por lo que necesitamos precios justos para que nuestra actividad siga manteniéndose. Y UPA-UCE es la organización que más ha defendido esto. Desde nuestros inicios.

Además, estamos presentes en todas las comarcas y defendemos a todos los sectores agrícolas y ganaderos de Extremadura, por minoritarios que sean. Nos presentamos a las próximas elecciones al campo con la energía y la ilusión de saber que hemos participado en la evolución que ha experimentado nuestro campo, acompañando a nuestros agricultores y ganaderos en sus reivindicaciones y consiguiendo mejoras para el sector productor. Pero nuestro trabajo no finaliza aquí, seguimos denunciando los abusos que se mantienen en la cadena, las políticas injustas con el sector y reclamando mejoras en los precios de nuestros productos.

Estamos muy cerca de los agricultores y ganaderos, a pie de campo, para ayudarles y asesorarles en el trabajo diario de su explotación. Por eso nuestro lema se centra en la labor que desde hace años venimos realizando: “UPA-UCE me ayuda”, y está contada en primera persona por todos los que formamos esta organización: agricultores y agricultoras, ganaderos y ganaderas, trabajadores y trabajadoras…  poniendo de manifiesto que luchamos y lucharemos para defender los intereses y necesidades de cada productor.

También queremos incidir en lo que somos: “Somos campo, somos futuro”, porque desde UPA-UCE hace años que venimos reivindicando el papel fundamental del sector agroganadero en el desarrollo económico, social y medioambiental de nuestra región y nuestro país. Estamos orgullosos de nuestro trabajo porque tiene valor y contribuye a fijar población en el medio rural, a generar empleo y a la sostenibilidad de los territorios en los que se desarrolla. Y esto es una garantía de futuro.

¿Cuáles son las líneas básicas de las propuestas que hace su organización ante las próximas elecciones agrarias?

Vamos a seguir defendiendo la Titularidad Compartida y la igualdad real en el mundo rural, denunciando los abusos de la industria y reclamando precios justos; al lado de los jóvenes, ayudándoles a incorporarse al sector, defendiendo a los sectores que peor lo han pasado: a los tabaqueros, a los apicultores, a los productores de pimiento para pimentón, a los arroceros, al olivar tradicional... También reclamando que los proyectos de regadío que llevan 17 años paralizados sean por fin una realidad.

Llevamos 30 años en esta lucha y queremos seguir peleando para defender a los agricultores y ganaderos profesionales de todos los problemas que se les presentan, no solo en Extremadura, también en Madrid y en Bruselas. Por eso, consideramos que es básico que consigamos una Ley de Etiquetado que refleje el origen de nuestros productos, para que se termine el engaño a los consumidores y se deje de hundir los precios en origen. También una reforma de la PAC que se dirija a los verdaderos agricultores y ganaderos, los que generan riqueza y empleo en el medio rural, mantienen vivo el medio ambiente y fijan población en el medio rural. Estas son nuestras principales reivindicaciones, pero nuestro programa contiene propuestas para cada uno de los sectores productivos de la región.

¿Qué medida sería eficaz para luchar contra la actual crisis de precios que padecen los profesionales del sector?

Si queremos tener futuro, tenemos que vender nuestros productos a precios que cubran lo que nos cuesta producirlos y nuestro salario, porque no se puede producir a pérdidas permanentemente. En este sentido, necesitamos que la Ley de la Cadena Agroalimentaria se aplique en todos los sectores de la agricultura y la ganadería de la región. Pese a la entrada en vigor de esta Ley, hemos observado que hay sectores en los que el nivel de contractualización aún es muy bajo y prácticas ilegales como la venta a pérdidas o la utilización de productos reclamo siguen muy vigentes hoy en día.

Desde UPA-UCE nos vamos a centrar en hacer que se cumpla la Ley en sectores estratégicos para Extremadura como son la fruta o el aceite de oliva, persiguiendo las prácticas abusivas y denunciando las irregularidades que se den en la cadena. Nuestra lucha también se va a centrar en que el precio y las condiciones de los contratos reflejen el esfuerzo del agricultor o ganadero.

Por tanto, es indispensable lograr que se refuerce la Ley de la Cadena para garantizar que no se producen más abusos hacia los productores. En este sentido, somos la única organización que está denunciando los abusos en la cadena alimentaria, consiguiendo la mayor multa de la historia a una multinacional de la distribución, como es Carrefour, por venta a pérdidas en aceite de oliva, a la que la Junta ha sancionado con 42.000 euros cuando normalmente las multas no superan los 3.000 euros.

En el ámbito ganadero, y a tenor del sentir de más de una organización agraria, ¿tan mal se está luchando contra la tuberculosis bovina?

El problema de la tuberculosis bovina no es un problema de ahora, es una consecuencia de los recortes que el Gobierno regional del PP implantó en materia de sanidad animal. Lo denunciamos en su momento, que con la sanidad animal no se juega, porque se pone en riesgo la viabilidad del conjunto del sector ganadero. Y ahora a los ganaderos les toca pagar el pato. Ahora nos toca a nosotros arreglarlo, y la quinta Mesa de la Sanidad Animal, celebrada a mediados de diciembre, ha arrojado datos que mejoran la situación de la ganadería extremeña con respecto al año anterior, ya que baja la prevalencia en animales de un 1,59% en 2015 a un 0,70% en 2016.

Pese a cerrar 2016 con el índice de prevalencia en las explotaciones que se mantiene en los mismos valores que el año pasado, un 12%, los datos del segundo semestre son esperanzadores: la prevalencia en explotaciones es del 3,73% y en animales del 0,12%. Aunque debemos ser prudentes, tenemos motivos para creer que 2017 podemos mejorar sustancialmente los datos que tenemos.

Pese a estos buenos datos, nosotros no nos rendimos y creemos que es necesario que las Administraciones cumplan los compromisos adquiridos en la Mesa de la Sanidad, especialmente en lo referido al control poblacional y sanitario la fauna salvaje de la región. Porque los ganaderos solos no podemos arreglar el problema de la tuberculosis en la región.

Tras la reunión mantenida con el Ministerio hace unos meses en la que le planteamos la situación de los ganaderos extremeños, el MAPAMA se ha comprometido a implantar determinadas medidas que necesitamos con urgencia. En primer lugar, Agricultura se ha comprometido a desarrollar en el año 2017 un Plan de Actuación sobre Tuberculosis en Especies Silvestres de aplicación en todo el territorio nacional. También hemos conseguido que se revisen los baremos de indemnización, revisión que “se llevará a cabo a la mayor brevedad”, según representantes del MAPAMA. Otras medidas en las que incide la organización son la flexibilización de movimientos en todo el territorio nacional para los terneros menores de 12 meses, una financiación específica para las explotaciones afectadas y un mayor apoyo a la investigación en el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad. Sabemos que el progreso es lento, pero entre todos podemos acabar con esta enfermedad si las Administraciones cumplen con su parte, lo mismo que llevamos tiempo haciendo los ganaderos.

Ya se ha abierto el debate acerca de la próxima reforma de la PAC. A grandes rasgos, ¿cuál es la postura de su candidatura al respecto?

Desde hace años venimos reivindicando una PAC más común, que sirva para solucionar los problemas que actualmente tienen los agricultores y ganaderos, como los bajos precios en la práctica totalidad de los sectores, ya que está claro que hay que volver a recuperar los mecanismos de regulación de mercados y el principio de reciprocidad cuando se negocien las relaciones comerciales con terceros países.

Asimismo, desde UPA-UCE rechazamos cualquier recorte de fondos o el trasvase del presupuesto de los pequeños agricultores y ganaderos a los grandes terratenientes, como ya ha sucedido con la actual PAC.

También  proponemos que se establezca un techo de ayudas por explotación en 150.000 euros, ya que si se aplicara este techo se dispondría de 75 millones de euros más para los pagos acoplados. También apostamos por el establecimiento de una ayuda a las primeras hectáreas, como tienen Francia o Alemania, para paliar la convergencia en las explotaciones profesionales.

Además, es necesario cambiar el modelo de regionalización actual, ya que se trata de un sistema complicado, injusto y discriminatorio en el que se distribuyen las ayudas en función de la zona donde tengas la explotación y no de lo que produzcas.  Y si no, que se lo pregunten a los productores de regadío de Miajadas, Escurial, Navalvillar de Pela, Campo Lugar, Alcollarín, Madrigalejo y Almoharín; a los que se les ha expulsado de la comarca de Don Benito. O a los tabaqueros del Valle del Alagón.

Por último creemos que el Gobierno de España debe defender la revisión del Coeficiente de Admisibilidad de Pastos (CAP), porque hay que tener en cuenta la realidad de la ganadería extensiva de Extremadura que, ahora mismo, Europa no entiende. El Coeficiente de Admisibilidad de Pastos (CAP) es un coeficiente de obligada aplicación que trata de adecuar a la realidad las superficies de pastos declaradas por los ganaderos, una vez deducidas aquellas partes no acordes como superficie de pastos que recogen los Reglamentos de la Política Agraria Común (PAC). La UE considera que la porción de terreno que se encuentra debajo de cada árbol (en la vertical de la copa) no puede ser considerada como pastos. Por lo tanto, la institución europea calcula que la extensión que tiene derecho a ayudas es inferior a la que se ha pagado y por lo tanto exige la devolución de la diferencia (a Extremadura se le solicita el pago de 79 millones de euros). Nuestro ganado sí pasta bajo los árboles de la dehesa, por lo que reclamamos a Bruselas que reconozca la verdadera capacidad de producción de pasto aprovechable en nuestra dehesa, y esta es una reivindicación que España debe llevar por bandera.

Lo fundamental es que España tenga una posición fuerte frente a las amenazas que se plantean tras el Brexit o la negociación y aprobación de acuerdos de libre comercio transnacionales como el CETA.   

¿Qué objetivo se han marcado en las elecciones de este domingo? ¿Qué resultados esperan?

UPA-UCE pretende volver a ganar las elecciones al campo este año, tal y como logramos en la última convocatoria. Queremos revalidar la mayoría que tenemos en el campo, porque llevamos años defendiendo a los agricultores y ganaderos profesionales, y ellos nos conocen, saben de nuestro trabajo.

Estamos en las principales mesas de debate, pero también en la calle cuando la Administración no nos ha querido escuchar. Somos una organización que pelea y lucha por conseguir que la agricultura familiar sea el modelo en el que se base el desarrollo de las políticas agrícolas y ganaderas de nuestra región, nuestro país y nuestro continente.

Frente a los matrimonios de conveniencia de algunas organizaciones y las falsas promesas que venden otras para captar votos, nosotros pedimos a los agricultores y ganaderos que recuerden quién ha estado con ellos en los últimos años: al lado de los tabaqueros, de los olivareros, de los ganaderos, de los regantes… Quién protestó cuando eliminaron las ayudas al seguro agrario, quién ha escuchado las demandas de los productores de pimiento para pimentón, quién ha estado con los productores del ibérico para lograr una norma que sacara al sector de la crisis tremenda que sufrió. Pero para seguir trabajando por el campo extremeño necesitamos estar unidos, y por ello, pedimos a los agricultores y ganaderos, a las agricultoras y ganaderas que el próximo 12 de marzo nos den su confianza para que podamos seguir defendiendo el futuro del sector.

¿Por qué no se celebran elecciones agrarias desde hace 15 años?

Porque el campo extremeño no lo ha demandado. Hemos estado muy ocupados en defender la PAC, acabar con los abusos de la industria, reclamar unos precios justos, reivindicar la igualdad en el sector agrario; etc. Hay Comunidades Autónomas que jamás han celebrado unas elecciones al campo, como es el caso de Andalucía o País Vasco, y eso no ha sido impedimento para que las organizaciones profesionales agrarias defiendan a los agricultores y ganaderos.  Aquí el problema es que algunos quieren presentar a este sector como un sector en el que no ha habido democracia en los últimos años. Eso lo dicen personas que no han estado al lado de los agricultores y ganaderos, porque en UPA-UCE hemos escuchado las demandas de todos los sectores, por minoritarios que sean. Porque creemos que nuestro trabajo tiene valor y queremos dignificar esta profesión. El resto es ruido y ganas de ganar votos a costa del trabajo de los agricultores y ganaderos.

Ya llevamos varios días de campaña electoral. ¿Qué les transmiten los agricultores y ganaderos? ¿Va a haber una alta participación en las elecciones?

En un proceso como este, y después de tanto tiempo sin celebrar elecciones, nos encontramos con un alto componente de incertidumbre. Nosotros, con los agricultores y ganaderos que hemos tratado en las distintas asambleas que hemos organizado en toda Extremadura, nos muestran su apoyo y su deseo de revalidar nuestra representatividad, porque reconocen la labor que hemos venido desarrollando. Desde UPA-UCE, como no puede ser de otra manera, animamos a todos los agricultores y ganaderos a que el próximo 12 de marzo a decidir quién quieren que les represente.

Hemos estado durante los últimos años al lado de los y las profesionales del campo y nos hemos quedado solos en muchas de nuestras reivindicaciones porque, cuando no había fecha para estas elecciones, UPA-UCE ha sido la única organización que ha seguido dando la cara por los agricultores y ganaderos. Nuestras oficinas siempre han sido la casa de los agricultores, donde han encontrado apoyo y ayuda. Por eso lo importante, más allá de unas siglas, son las personas que hemos trabajado al servicio del campo. Y esperemos que esto quede demostrado el próximo 12 de marzo. 

Por último, ¿qué le diría a los electores que no tengan decidido votar a su candidatura?

Nosotros pedimos al elector o electora que aún no decidido su voto que eche la vista atrás para saber quién ha peleado por defender sus intereses durante todos estos años, quién ha estado codo con codo intentando que se resuelvan sus problemas y sobre todo, cuáles son las propuestas de futuro que plantea para el campo extremeño.

Nosotros lo tenemos claro: queremos una agricultura y ganadería profesional basada en el modelo de explotación familiar, que es el que predomina en Extremadura. Y esto lo demostramos no solo con nuestras palabras, también con hechos en todos y cada uno de los actos, jornadas, manifestaciones, reuniones… que hemos celebrado aquí, en Extremadura; pero también en Madrid y en Bruselas.

Se acercan nuevos retos que van a poner en jaque nuestro futuro, como una nueva reforma de la PAC; y necesitamos estar más unidos que nunca para defender y ayudar a todos los productores a defender su actividad: porque UPA-UCE te ayuda. Somos campo, somos futuro.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.agroextremadura.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.agroextremadura.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.