AgroExtremadura
vicente ferrer
linhas de elvas

Las altas temperaturas podrían mermar la cosecha de tomate en 450 millones de kilos, según La Unión

La organización agraria advierte de que esta pérdida de producción debido a esta incidencia climatológica está contemplada como indemnizable en los seguros agrarios, pero es necesaria la denuncia de la misma en los 7 días siguientes a que se produzcan los daños.

14 junio 2017

La Unión de Extremadura ha calculado una pérdida de 450 millones de kilos de tomate si las temperaturas no bajan antes del fin de semana.

La organización agraria explica en una nota de prensa que la primera quincena de junio es la fecha en la que el 80% de las plantaciones de tomate para industria de Extremadura comienzan la floración y la polinización de los frutos que posteriormente se cosecharán durante la última quincena de julio y el mes de agosto.

En este sentido añade que estas fechas las temperaturas medias suelen rozar los 30 grados diurnos y entre 17 y 22 grados nocturnos. Sin embargo, en este mes de junio de 2017 se están registrando temperaturas de 40 grados diurnos y superiores a 25 grados nocturnos. “Con estas temperaturas la flor del tomate no poliniza, las variedades que se cultivan actualmente no están adaptadas a estas temperaturas y como hemos indicado por encima de los 23 grados de temperatura las flores abortan”, afirma La Unión.

Ante este panorama, con un cultivo en plena floración y unas previsiones que apuntan a que la actual ola de calor se mantendrá durante los próximos días, la organización agraria indica que las consecuencias son previsibles, es decir, unas tomateras de mucha vegetación pero con pocos frutos, una situación similar a la que se registra con las plantaciones tardías de tomates que son las que se polinizan en el mes de julio y que con temperaturas de 40 grados “suelen dar una cosecha inferior en un 40% a las plantaciones tempranas”.

La Unión de Extremadura prevé una pérdida por problemas de polinización debido a las altas temperaturas de un 30% de la cosecha de tomate temprano en Extremadura, lo que podría acarrear una pérdida de 450 millones de kilos si las temperaturas no bajan significativamente en los próximos días.

Además, la organización agraria recuerda a los productores que esta pérdida de producción debido a esta incidencia climatológica está contemplada como indemnizable en los seguros agrarios suscritos, pero es necesaria la denuncia de la misma en los 7 días siguientes  a que ocurra, por lo que si al final de semana no han bajado las temperaturas sería conveniente presentar el correspondiente parte de incidencia a Agroseguros para el seguimiento y posterior indemnización.

Finalmente recuerda que esta ola de calor está afectando a las 2,10 millones de toneladas de tomates contratados repartidos en 24.100 hectáreas y afecta a más de 2.500 productores de tomate de la región.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.agroextremadura.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.agroextremadura.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.