AgroExtremadura
vicente ferrer
Mujer Extremadura

La no renovación del glifosato supondría un impacto negativo

ALAS traslada al Comisario Europeo de Acción por el Clima la necesidad de autorizar este herbicida para evitar un impacto negativo en el medio ambiente.

04 julio 2017

Representantes de  ALAS (Alianza para una Agricultura Sostenible) han trasladado a Miguel Arias  Cañete, Comisario Europeo de Acción por el Clima, la necesidad de autorizar la  renovación del glifosato, sustancia activa herbicida empleada desde hace más de  40 años, por 15 años, que es el tiempo que le corresponde conforme a la  evaluación científica y a la legislación en vigor.

En la reunión ALAS han  solicitado al comisario europeo de Acción por el Clima la necesidad de defender  el criterio científico que avala la seguridad del glifosato para los usos para  los que está autorizado, y que constituye un elemento esencial para el  desarrollo de prácticas agrícolas sostenibles y con capacidad de mitigación del cambio climático como es la Agricultura de Conservación.

Esta petición se realiza una vez que las instituciones competentes europeas como la EFSA (Agencia Europea de Seguridad Alimentaria) y la ECHA (Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas), han emitido sus dictámenes favorables avalando la seguridad de esta sustancia activa contra las malas hierbas, paso previo necesario para la renovación de la autorización, según ha informado ALAS en una nota de prensa.

Durante el encuentro mantenido, desde ALAS han trasladado su preocupación por el impacto negativo en el medio ambiente que supondría no disponer de glifosato, al impedir el desarrollo de técnicas de cultivo como la Agricultura de Conservación, que ha demostrado su capacidad de poder compensar en España el 100% de las emisiones de CO2 generadas en la agricultura.

El uso del glifosato supone una herramienta eficaz en la conservación del suelo, máxime ante el grave problema de erosión existente en nuestro país, reduciendo los trabajos de laboreo en las tierras de cultivo.

Consecuencia de un menor trabajo de laboreo son la reducción de emisiones de dióxido de carbono por dos vías, un menor consumo de combustible y una menor liberación de CO2 desde el suelo por oxidación del carbono contenido en el mismo. Por esto, el control químico también reduce las emisiones de gases de efecto invernadero.

El manejo de cultivos sin la utilización de sustancias activas adecuadas, puede suponer un incremento de hasta el 47 % en la huella de carbono según una evaluación realizada para la UE en los principales cultivos. Por tanto, el uso del glifosato puede contemplarse como un factor determinante para el cumplimiento de los objetivos de la COP21 en materia de reducción de gases de efecto invernadero y limitación del aumento de la temperatura del planeta.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.agroextremadura.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.agroextremadura.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.