AgroExtremadura
vicente ferrer
Anunciate en Región Digital

Un avión y un dron nuevos para prevenir incendios

El Gobierno de España asigna a Extremadura un avión de coordinación y observación y un dron de vigilancia nocturna, y realiza mejoras técnicas.

05 julio 2017

El Gobierno de España ha asignado nuevos medios para Extremadura para incrementar la coordinación en la prevención de incendios forestales. Así lo ha trasladado esta mañana la delegada del Gobierno en Extremadura, Cristina Herrera, a los participantes de la reunión mantenida en la Delegación de Gobierno entre diversas administraciones y organismos para coordinar los incendios forestales de este verano y, en general, del año 2017.

En esta reunión, presidida por la Delegación del Gobierno, han estado presentes representantes de Guardia Civil, Unidad Militar de Emergencias, Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), Junta de Extremadura, Diputaciones de Badajoz y de Cáceres, Confederaciones Hidrográficas del Guadiana y del Tajo, ADIF, Demarcación de Carreteras del Estado, AEMET, FEMPEX, así como representantes de la Autoridade Nacional de Proteção Civil de Portugal.

La delegada del Gobierno ha subrayado que la región va a contar con un avión de coordinación y observación, denominado ACO, que estará ubicado en la base de Talavera la Real. Además, se contará con un dron de vigilancia nocturna (Remote Piloted Aircraf). De esta forma, son cuatro RPA los que van a estar operativos en todo el país y uno de ellos tendrá su base en la ciudad de Cáceres, según ha informado la Delegación del Gobierno en una nota de prensa.

De otro lado, se han instalado mejoras en la Unidad Móvil de Análisis y Planificación (UMAP), que desempeña tareas específicas de análisis y planificación en apoyo al director de extinción. En esta misma línea, se ha mejorado el sistema de tecnología punta, ubicado en Cáceres, para la comunicación directa y recepción de la información en tiempo real de aviones de coordinación (ACOs) y los drones.

Cristina Herrera ha indicado que “España y, por tanto, Extremadura cuentan con un sistema puntero de prevención y extinción de incendios forestales, con cerca de 1.000 personas, entre técnicos, pilotos, mecánicos, personas de las Brigadas Forestales y trabajadores del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente que conforman este dispositivo”.

Para este año 2017, el Gobierno destina 85 millones de euros al dispositivo de extinción, casi un 20% más que en 2011, aunque ha advertido que “la prioridad para el Gobierno es la prevención de los incendios”.

MEDIOS

La delegada del Gobierno ha detallado el resto de medios aéreos de extinción de incendios del MAPAMA que operaran en Extremadura como otros años. Por un lado, en la localidad cacereña de Pinofranqueado tiene su base una Brigada de refuerzo en incendios forestales (BRIF) que tiene como zona de trabajo preferente Extremadura, Andalucía, Castilla y León y Castilla La Mancha. Está compuesta por 3 cuadrillas de 17 combatientes y dispone de 2 helicópteros biturbina de 10/12 plazas y helibaldes de 1.500 litros.

Además se cuenta con un helicóptero de extinción “bombardero” modelo Kamov Ka-32, con helibalde de capacidad de 4.500 litros  que opera desde la base de Plasencia; un hidroavión tipo Canadair, modelo Cl-415 T, con depósito de 6.000 litros de agua y base en Talavera la Real.

Igualmente se cuenta con medios de apoyo del Ministerio de Defensa a través de la Unidad Militar de Emergencia (UME) de las Fuerzas Armadas.

Extremadura entra dentro del rango de actuación del BIEM I (Batallón de Intervención en Emergencias), cuya base se encuentra en la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz. En las instalaciones del CEFOT de Cáceres, el BIEM I de la UME tiene destacado como puesto semifijo, entre el 16 de junio y el 30 de septiembre, el material de un PIEN (Puesto de Intervención en Emergencias) con 2 militares.

Un PIEN estaría compuesto por 25 efectivos, 3 autobombas y 1 camión nodriza, y sería la primera unidad de intervención que junto con un segundo PIEN, que se incorporaría posteriormente, formaría una Sección de Intervención en Emergencias, compuesta por 50 efectivos, 6 autobombas y 2 nodrizas.

CONDICIONES CLIMATOLÓGICAS

La delegada del Gobierno ha recordado que el invierno y la primavera 2016-2017 han sido, en general, más cálidos y secos de lo normal, siendo este fenómeno especialmente acusado en Extremadura.

Estas condiciones meteorológicas están teniendo ya reflejo en el número de incendios forestales acaecidos durante este año 2017, que están aumentando.

Hasta el 31 del pasado mes de mayo, se han producido, a nivel nacional, 1.222 incendios más que la media de siniestros del decenio (6.119 en 2017 frente a 4.897 en el decenio).

Han sido 38.199 hectáreas de superficie afectada, lo que supone 12.829 hectáreas más que la media de superficie del decenio (que es de 25.371 ha).

Se han duplicado además el número de grandes incendios en el 2017, respecto a la media del último decenio (6 sobre una media de 3).

Estas cifras y las previsiones meteorológicas algo más adversas de lo habitual, hacen prever una campaña de verano con alta ocurrencia y afección de incendios forestales y nos deben hacer extremar la precaución.

En consecuencia, y como se viene haciendo, han de mantenerse las adecuadas medidas de prevención, preparación y coordinación de los organismos implicados así como de los dispositivos de extinción, especialmente en caso de que los incendios llegaran a afectar a la población y los bienes no forestales.

DATOS DEL AÑO PASADO

Durante el año pasado, el 2016, el número total de siniestros descendió un 32% con respecto a la media del último decenio. “Fue el año con menor número de siniestros del último decenio”, ha indicado la delegada.

A nivel nacional, se produjeron un total de 2.338 incendios con un total de 65.817 hectáreas de superficie forestal afectadas (la mitad que en el año 2015).

En Extremadura, el número de incendios fue de 315 y la superficie forestal afectada 6.365 hectáreas. De ellos, 183 incendios y 1.866 hectáreas se produjeron en la provincia de Badajoz y 132 incendios y 4.498 hectáreas en la provincia de Cáceres.

En cuanto al número de  grandes incendios (superficie afectada mayor de 500 hectáreas), se produjeron 22, a nivel nacional, con 32.534 hectáreas de superficie forestal afectada. Dos de ellos se produjeron Extremadura, ambos en la provincia de Cáceres. Uno fue el 23 de julio en el término municipal de Cáceres, con 1.394 hectáreas afectadas, y el otro, el 18 de agosto en el Jerte, con 1.054 ha. afectadas.

Durante el año 2016, los medios aéreos del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) realizaron en Extremadura 169 intervenciones en 45 incendios con un total de 670 horas voladas en incendio y 3.351 descargas.

PRECAUCIONES

Por último, Cristina Herrera ha pedido a todos los extremeños que sean conscientes de la absoluta necesidad de extremar las precauciones y evitar las imprudencias.

La mayor parte de los incendios tienen su origen en las negligencias humanas, y eso es algo que debemos remediar cuanto antes por el bien de todos. “Es fundamental la colaboración ciudadana durante la investigación de los incendios que se han provocado intencionadamente. Por eso, cualquier dato o cualquier posible pista puede ser más que esencial para resolver una investigación de este tipo”, ha finalizado.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.agroextremadura.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.agroextremadura.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.