AgroExtremadura
vicente ferrer
Andalucia

El riego de Monterrubio es declarado “zona regable singular"

Esta declaración permitirá la participación de la Junta en las actuaciones que hayan de desarrollarse para la transformación en regadío de 1.200 hectáreas.

12 septiembre 2017

El Consejo de Gobierno ha aprobado este martes un decreto por el que se declara la transformación en regadío de 1.200 hectáreas, en Monterrubio de la Serena, como “zona regable singular” de la Comunidad Autónoma de Extremadura, según ha anunciado en rueda de prensa la portavoz del Ejecutivo, Isabel Gil Rosiña.

Esta declaración se lleva a cabo con el objetivo de permitir la participación de la Administración de la Comunidad Autónoma en las actuaciones que hayan de desarrollarse para la transformación en regadío de la zona,  de acuerdo con lo previsto en la Ley Agraria de Extremadura.

Los trabajos para la puesta en regadío de esas 1.200 hectáreas, explicó la portavoz, tendrán un coste de más de 17 millones de euros, de los que el 75 por ciento serán aportados por la Junta de Extremadura y el otro 25 por ciento por los regantes de la zona.

Esta declaración se basa en recientes estudios realizados desde la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio con el fin de valorar las posibilidades de transformación en regadío en la zona basadas en la utilización de recursos hídricos locales más próximos, captados y almacenados a mayor cota para permitir un sistema de riego más económico en cuanto a inversión y explotación se refiere.

La portavoz ha señalado que el decreto aprobado hoy constituye la “fase previa” para la implantación de esos nuevos regadíos “como medida de apoyo a las explotaciones de olivar” y con ello, ha añadido, “atendemos una demanda histórica de esta zona de Extremadura”.

Así, en mayo de 2017 se concluyó  el anteproyecto para los regadíos de Monterrubio de la Serena, mediante el empleo de recursos locales y los correspondientes estudios de viabilidad, donde se ha acreditado la disponibilidad de recursos hídricos suficientes para poder transformar en regadío 1.200 ha de cultivos permanentes, con una dotación de 1.250 m3 por ha/año.

Con esta actuación se pretende modernizar el sector agroindustrial que es, ha dicho la portavoz del Ejecutivo, “el motor de desarrollo de nuestros pueblos y del medio rural de Extremadura”, además de mejorar los niveles de renta de los agricultores y aumentar y asegurar la producción, cumpliendo así, ha dicho Gil Rosiña, un compromiso de la Junta de Extremadura.

Gil Rosiña ha recordado que Extremadura cuenta con unas 275.000 hectáreas de regadío, la mayor parte de las cuales entraron en funcionamiento hace ya más de 50 años y disponen de unas infraestructuras que han quedado “absolutamente obsoletas”.

En este sentido, ha explicado que el objetivo de la Junta de Extremadura en esta materia es no solo modernizar las infraestructuras existentes sino también potenciar la puesta en marcha de nuevos regadíos.

Gil Rosiña ha insistido en que el regadío es “un capital enorme” para la agricultura y el medio rural y “para fijar la población al territorio”.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.agroextremadura.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.agroextremadura.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.