AgroExtremadura
vicente ferrer
Anunciate en Región Digital

Las inversiones para realizar la primera transformación de productos agroalimentarios podrán ser subvencionadas en un 25%

La Junta de Extremadura ha aprobado el decreto de ayudas a inversiones en activos físicos vinculados a la producción agroindustrial que está dotado inicialmente con 4 millones de euros y que contempla un volumen máximo de inversión auxiliable de 2.000.000 euros.

26 enero 2017

Las inversiones para poner en marcha proyectos encaminados a realizar en Extremadura la primera transformación de productos agroalimentarios podrán ser subvencionadas por la Junta de Extremadura en un 25 por ciento.

Para ello, el Consejo de Gobierno de Ejecutivo extremeño ha aprobado un decreto por el que se establecen las bases reguladoras y normas de aplicación del régimen de ayudas a las inversiones en activos físicos vinculados a la producción agroindustrial para explotaciones de la Comunidad Autónoma de Extremadura.

La aprobación de este decreto se ha producido en la misma semana en la que se desarrolla en la Institución Ferial de Extremadura FEVAL la XXIX edición de la Feria Internacional AGROEXPO, un certamen que ofrece una completa radiografía del estado en el que se encuentra el sector agrícola extremeño y en el que, como cada año, está presente la Junta de Extremadura con un stand ubicado en el pabellón 3 de la institución ferial situada en Don Benito.

Las ayudas contempladas en este decreto se consideran necesarias en el contexto socioeconómico actual para incentivar la realización de inversiones en explotaciones,  vinculadas a la transformación agroindustrial de su producción, como herramienta básica para incorporar valor añadido a los productos obtenidos, generar riqueza y facilitar la creación de puestos de trabajo directos en la explotación.

En definitiva, se persigue lograr la sostenibilidad de las explotaciones, la permanencia de la actividad agraria, generando o manteniendo puestos de trabajo, y por tanto, mantener la población en el medio rural y preservar el medio ambiente.

En este sentido, la consejera de Medio y Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García Bernal, ha explicado que lo que se pretende con el decreto de ayudas a inversiones en activos físicos vinculados a la producción agroindustrial es “incentivar a las empresas agroalimentarias para que hagan aquí en Extremadura la primera transformación de los productos”.

Medida innovadora

Además, García Bernal ha destacado que se trata de una “medida innovadora, sin precedentes en la Comunidad Autónoma” que en esta primera convocatoria contará con una dotación inicial de 4 millones de euros.

La concesión de estas ayudas estará condicionada a la creación de puestos de trabajo y las mismas tendrán la forma de subvención de capital, siendo el volumen máximo de inversión auxiliable será de 2.000.000 euros y la cuantía de la ayuda será del 25 % de la inversión.

Podrán acceder a este régimen de ayudas los agricultores activos, titulares de explotaciones agrarias cuya dimensión supere las 20 unidades de trabajo agrario (U.T.A.s) y además contraten, como mínimo, un equivalente a 10 trabajadores a jornada completa en la actividad agraria anualmente.

Son subvencionables las inversiones destinadas a la construcción, adquisición o mejora de bienes inmuebles, así como el coste de honorarios técnicos derivados de la elaboración de proyectos vinculados a las inversiones subvencionadas, la implantación de cultivos perennes, compatibles con la normativa comunitaria sobre organizaciones comunes de mercado, y las actuaciones destinadas a la recolección, clasificación, acondicionamiento, fabricación, transformación y comercialización de productos agrarios de la propia explotación.

Requisitos

De esta forma, los requisitos que deberán cumplir los beneficiarios son ser titular de una explotación agraria que este inscrita en el Registro de Explotaciones Agrarias de Extremadura; tener domicilio social y fiscal en Extremadura; comprometerse a ejercer la actividad agraria en la explotación objeto de ayuda, a mantener las inversiones para las que se ha concedido ayuda y cumplir el resto de los compromisos suscritos, durante al menos cinco años; y cumplir la  explotación, las normas mínimas en materia de medio ambiente, higiene y bienestar de los  animales, de conformidad con la normativa comunitaria, estatal y autonómica.

Igualmente se requiere presentar un plan de mejora de la explotación que deberá incluir al menos una descripción de la situación anterior y posterior a la realización del plan de mejora (superficie de la explotación, especificando la de los distintos cultivos, cabezas de ganado por especies, y rendimientos medios de cada actividad productiva; maquinaria y equipos, mejoras territoriales y edificios; composición y dedicación de la mano de obra; producción bruta de cada actividad; y gastos de cada actividad productiva y gastos fijos del conjunto de la explotación); una descripción de la inversión solicitada y su justificación; y una demostración de que las inversiones están justificadas desde el punto de vista de la situación de la explotación y de su economía, y de que su realización supondrá una mejora duradera de tal situación.

Explotación viable

Continuando con los requisitos exigidos a los beneficiarios, la explotación tiene que contar con una dimensión técnica y económicamente viable, alcanzando esta condición cuando su renta unitaria de trabajo (RUT) sea superior al 35% de la renta de referencia. El cálculo de la viabilidad técnica y económica de la explotación se realizará mediante  un  estudio  económico  en el cual se tendrá en cuenta, además de las actividades productivas, los medios de producción y las inversiones previstas.

Finalmente también son requisitos a cumplir por los beneficiarios los de encontrarse al corriente de las obligaciones con la Hacienda Estatal y Autonómica y la Seguridad Social; no estar incurso en las prohibiciones para obtener la condición de beneficiario previstas en el artículo 12 de la Ley 6/2011, de 23 de marzo, de Subvenciones de  la Comunidad Autónoma de Extremadura; estar afiliado al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), sistema especial para trabajadores por cuenta propia agrarios de la Seguridad Social, en el momento de la solicitud; en el caso  de  ser  persona  física, tener  dieciocho  años cumplidos y no haber cumplido los sesenta; y realizar la primera  transformación de su producción en la Comunidad Autónoma de Extremadura.

logo junta

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.agroextremadura.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.agroextremadura.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.